El centro de Bogotá resguarda gran parte de la historia y piezas en oro, piedra y cerámica de las culturas indígenas precolombinas. Su creación se remonta a 1939 y desde entonces cada contacto que cualquier persona del mundo tiene con el lugar, es un memorable contacto con el pasado, una conexión que solo quien visita puede entender y llevarse consigo para siempre.

Museo del Oro, Bogotá. Dmitri Lytov  - CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons

Museo del Oro, Bogotá. Dmitri Lytov – CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons

Este espacio no es un lugar en el que solo se puedan observar las piezas, los curiosos y admiradores de los detalles, pueden acceder a salas de documentación, préstamo de material didáctico, réplicas certificadas de joyas escogidas de la colección del museo, presentación de vídeos y visitas guiadas.

La ‘’ Balsa Muisca’’  representa la leyenda del Dorado. Foto: Martin St-Amant - CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons

La ‘’ Balsa Muisca’’ representa la leyenda del Dorado. Foto: Martin St-Amant – CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons

El Museo del Oro posee cerca de 34.000 piezas de orfebrería y 20.000 objetos de piedra y cerámica de culturas prehispánicas. Esta colección se cuenta con cerámicos, textiles y piedras preciosas pertenecientes a las culturas Quimbaya, Calima, Tayrona, Sinú, Muisca, Tolima, Tumaco y Malagana, entre otros.

Con poco más de un dólar puedes conocer todo este espacio lleno de tradición colombiana. Recuerda también que si buscas un hotel económico en tu estadía en la capital puedes hacer tus reservas aquí.

 

*Foto principal:  Leandro Neumann Ciuffo - CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons